Editorial

Renuencias a los debates

El choque y la contrastación de ideas y propuestas en un mismo escenario no deberían faltar en los procesos electorales considerados imprescindibles para establecer compromisos multipartidarios y unificadores de voluntad como bien propone el Episcopado Católico. En el juego democrático dominicano ha faltado el cara a cara como reto para profundizar en el análisis de posiciones con libertad para cuestionamientos recíprocos, con altura, pero sin restricciones a colocar cartas sobre la mesa. Y algo fundamental: dando oportunidad a que la prensa hurgue en los argumentos de contendientes y dirigentes en busca de datos y precisiones, sin excepción de participantes, algo que repetidamente han eludido figuras señeras de la política situadas dentro y fuera del poder.

La actitud ha restado eficacia y ha cerrado puertas al examen de la actividad política y al diálogo con gestiones gubernamentales y liderazgos de trascendencia. Negación rutinaria a indagaciones periodísticas. Salidos del solio, los mandatarios que se caracterizaban por su apertura a la búsqueda de información, una relación insuficiente entre la jefatura de Estado, mayormente, y la prensa como expresión de la sociedad ha sentado reales sin que surgiera una sistemática crítica de los medios de información. Tan obligado está el Poder a responder preguntas como los entes de la comunicación a formularlas. No limitar la discusión a lo municipal.

Hasta San Juan necesita más

Cargando pesado para cubrir costos de servicios municipales que experimentaron alzas, la alcaldesa de San Juan de la Maguana, Hanoi Sánchez (F.P.), no tiene más alternativa que criticar el que, en contraste, el Gobierno dispusiera un aumento de sueldos para empleados de los cabildos y que sea este 2020 que vaya a recibir la participación presupuestal más baja en 14 años: 11.1 millones, más 3 millones de recaudaciones propias para una población superior a 170 mil habitantes de la provincia del Presidente.
De su gestión hablan favorablemente importantes obras urbanas, soluciones de drenaje y de suministro de agua potable incluidas, pero la “sábana” de recursos que provee el Poder Ejecutivo no cubre por completo la desnudez de una ciudad que concentra las principales instituciones regionales y diez distritos municipales.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba