Editorial

Rosalía incendia las redes con su última foto

Las medidas anunciadas el miércoles en la noche por el presidente Danilo Medina cayeron como agua bendita en ese amplio sector de la población dominicana integrada por los desempleados de covid-19 y por el amplio ejército de trabajadores del denominado sector informal. Unos y otros clamaban por ayuda y estaban esperanzados en la mano larga del Gobierno. Este paquete de ayudas tiene como propósito fundamental hacer que las familias se mantengan en sus hogares para evitar así la propagación del coronavirus. Un gran objetivo. Pero las medidas de ayudas también alcanzan a las pequeñas y medianas empresas, un subsector económico responsable de una porción considerable de la producción nacional y de la generación de miles de empleos que, aunque precarios, constituyen un paliativo para el grupo poblacional que no logra colocarse en la gran industria y los servicios. Al mismo tiempo, el Presidente logra que el consumo de millones de dominicanos se active y por esa vía son estimuladas las máquinas de las industrias, el transporte, ciertos servicios y, por supuesto, el punto final de la cadena, el comercio.
Falta ahora, eso sí, el diseño de los dispositivos de aplicación de las medidas anunciadas. Parecería que los mismos serán complejos, por los diferentes modelos de bonificaciones, según los estratos de los grupos más necesitados. Habrá que aplicar mucha inteligencia, mucha creatividad y mucho sentido de justicia social. Porque el objetivo debe ser que ningún necesitado se quede sin ser socorrido, tal y como afirmó el presidente Danilo Medina. ¡Adelante, pues!

¡Cuidado con la tentación política!

La advertencia no es inoportuna ni extemporánea. Todos los humanos corren el riesgo de ser tentados por sus intereses. Al final, lo decían los filósofos, el hombre es un ser de intereses. El Gobierno, en su conjunto, tiene que ponerse en guardia para no dejarse tentar por los intereses políticos y electorales que empuja. Todos sentimos que el esfuerzo para superar la crisis sanitaria que nos acosa reclama de acciones unitarias y concertadas. Pero estamos conscientes de que los comicios de mayo pueden frustrar la necesidad de trabajar unidos y abrazados.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba