Editorial

Salutación especial

Las festividades navideñas hacen más traslúcidos los corazones bondadosos, despierta un sentido de solidaridad extendido y predispone a reconocer acciones loables que tradicionalmente pasan desapercibidas.-

Mientras la mayoría se preparaba para disfrutar en familia una festividad tan especial como es la Navidad, un puñado de personas de buena voluntad se disponían a entregar su tiempo a garantizar la protección de los otros.

Más de 40 mil voluntarios pasaron Nochebuena y Navidad en labores preventivas, quizás compartiendo el pan y las salutaciones con sus compañeros de bonhomía.

Su simple presencia en las calles constituye un cartel de la buena voluntad que recordamos que se recuerda en la recitación del “Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres de buena voluntad”.

También hacemos mención a aquellos que al ejercer un oficio por vocación, también pasan esos días en las calles en vez de estar compartiendo con la familia.

Entre esos están los agentes policiales que prestan servicios de protección a la personas y las propiedades mientras los otros ciudadanos se concentran en celebraciones.

Éstos son tiempos propicios para hacerle un reconocimiento a aquellos que con tal de poner el pan sobre la mesa trabajan mientras otros celebran.

Nuestros parabienes a los miles de voluntarios, a los servidores públicos de tiempo completo y a los trabajadores en jornadas no convencionales.

A todos ellos les damos una salutación especial en este tiempo tan especial.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba