Editorial

Salvemos las elecciones

Aquí hay gente que no quiere elecciones, que no quiere que le cuenten los votos y para ello no para mientes en intentar destruir las instituciones y la confianza de la ciudadanía en el sistema democrático.

¿Qué es eso de pedir que se cambien las juntas municipales electorales a menos de dos semanas de las elecciones? Esas juntas se escogieron por consenso hace menos de un año y no han cometido delito alguno. ¿A qué viene eso?

Lo mismo vale para la Junta Central Electoral. Dejemos que haga las elecciones, contribuyamos a que todo salga bien y entonces juzguemos su trabajo.

¿Por qué no esperar el resultado de las investigaciones de lo que pasó el 16 de febrero? ¿Cuál es la prisa?

Lo que está en juego aquí es el peligro de que se cree un clima que afecte al nuevo gobierno que surja de las elecciones y que ello ponga en peligro las inversiones y la economía del país para no hablar del orden y la institucionalidad democrática.

Concentrémonos en las elecciones. El pueblo, por medio de la juventud y las amas de casa, habló. Vigilemos las elecciones y salvemos nuestra democracia.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba