Tecnología

Samsung presume de ‘ecosistema’ para olvidar el Note 7

Samsung quiere afrontar su año más duro. Ayer en CES, el estreno del año tecnológico, se disculpó de nuevo por el estallido de las baterías de su modelo estrella, el Galaxy Note 7, y aseguró que dentro de muy pocas semanas dará una explicación detalladas de los motivos de su fallo. Tim Baxter, presidente y consejero delegado de la firma en Estados Unidos, reconoció el daño: “Ha sido un año complicado. Muchos de los que venís a esta feria estáis entre los afectados”. Mientras tanto presumieron de un ecosistema de televisores, tabletas, lavadoras y ordenadores, todo ello, creen, fuera del alcance de cualquier competidor.

Es cierto que durante la cita en Las Vegas, Alexa de Amazon está ganando muchas simpatías como sistema abierto que se conecta con diferentes firmas entre sí. Frente a las limitaciones de Siri, la fórmula pionera estrenada por Apple y cuyos avances son lentos, Alexa es capaz de funcionar con fabricantes de lo más dispar. Sin embargo, Samsung sí consigue que la conexión y comprensión entre los diferentes componentes sea sencilla y lógica. En la propuesta de Samsung el móvil es el elemento central de control. Sirve tanto para cambiar de canal, ver qué serie de Netflix pondrán pronto, si hay que pedir más lechugas a Instacart porque las que quedan en el último estante del frigorífico ya están mustias…

El contenido multimedia es una de sus obsesiones, con los televisores de más de 60 pulgadas como su gran fuente de ingresos, pero también con los de gama media como el público más fiel. En ese segmento cuentan con el 46% de los nuevos televisores vendidos en Estados Unidos.

Tendencia clara son las televisiones de más de 60 pulgadas. Mantuvieron una máxima repetida hasta la saciedad en años sucesivos, que no sirve de nada contar con aparatos de calidad y definición, si no hay contenido. Por eso se remarcó que, aunque han vendido cinco millones de sus gafas de realidad virtual compatibles con Oculus, una jugada impulsada por Facebook, para ellos es todavía más importante que la cámara Samsung Gear 360 gane en cuota de mercado y popularidad para que el formato inmersivo llegue al gran público.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba