Destacada

Seguridad del Banco Popular fue desarmado media hora antes del asalto.

Desajuste en la logística de seguridad, un vigilante que laboró solo ese día sustituyendo a un compañero ausente y el desarme, media hora antes, de único seguridad autorizado para portar arma de fuego, caracterizaron el ambiente previo al asalto a una sucursal del Banco Popular.

Durante el interrogatorio el seguridad Rafael Emilio Matos Riña detalló que el en el momento del asalto, no contaba con su arma de fuego, ya que las mismas le fue retirada media hora antes del robo, por el supervisor de la compañía de seguridad.

Lo habitual o protocolar es que los agentes de seguridad bancaria, se les retiren las armas de fuego asignadas, a la 5:00 de la tarde, cuando se produce el cierre.

El miembro de la seguridad explicó que a las 4:00 de la tarde, el supervisor, identificado como Bello, pasó por el arma y se la llevó, violando el protocolo de la empresa de seguridad que establece que las armas deben de ser recogidas luego de haber cerrado la entidad bancaria.

“Es que él siempre va a las 4:00 p.m., a retirarla y yo le he dicho que es muy temprano para entregarle el arma, porque siempre tengo clientes dentro del banco”, mencionó el seguridad durante el interrogatorio.

MAS AQUI

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba