Belleza

Seis tratamientos que ayudan a eliminar la grasa sin cirugía

Acabar con los acúmulos de grasa es, para muchas mujeres, uno de los principales objetivos cuando deciden someterse a un tratamiento estético, especialmente en épocas post-navideñas, cuando la báscula refleja los dos o tres kilos ganados en las últimas semanas. Si bien en otro tiempo la liposucción se planteaba como la opción más efectiva, desde hace algún tiempo la medicina lanza novedosos protocolos no invasivos de probada eficacia que evitan el paso por quirófano. Cada vez más centros de belleza cuentan con tratamientos de este tipo y se dotan de los últimos avances en aparatología para ofrecer técnicas punteras que ayudan a eliminar de forma permanente esa grasa acumulada en zonas especialmente problemáticas, como pueden ser el abdomen, los glúteos o los muslos. Seleccionamos los tratamientos más completos del momento para comenzar el año con tu mejor cuerpo.

Hunkemöller

Destruir los adipocitos con radiofrecuencia

En el centro Felicidad Carrera nos proponen su protocolo BodyFXUtiliza los beneficios de un equipo de origen Israelí de tecnología innovadora de tercera generación para el remodelado corporal de forma no-invasiva, destruyendo los adipocitos mediante radiofrecuencia. Ayuda a eliminar de forma permanente la grasa localizada y mejorar la apariencia de la celulitis. No solo trata de forma selectiva zonas problemáticas de tejido graso subcutáneo, sino que su tecnología de radiofrecuencia calienta la superficie de la piel, ayudando al tensado de la zona. ¿Para quién está indicado? Para casos de  exceso de grasa o volumen en zonas grandes como glúteos, abdomen, flancos, muslos e incluso cuenta con un aplicador especial Mini FX para el doble mentón. Precio: el presupuesto depende de la zona a tratar. 300 € sesión abdomen o 1.200 € bono de 5 sesiones. Tratamiento medio de 3 a 5 sesiones.

Objetivo: glúteos

El protocolo Elixis, de Slow Life House, es un sistema pensado para refirmar y disolver la grasa de los glúteos y de la zona de las cartucheras, gracias a la radiofrecuencia de quinta generación y ultrasonidos. Ofrece la máxima potencia con las mínimas molestias, reduciendo además el número de sesiones necesarias. El resultado es una piel más firme, se elimina el exceso de grasa, se reduce la celulitis de manera visible desde la primera sesión y se estimula la producción de colágeno, por lo que el resultado es un lifting progresivo, suave y natural. Para un resultado óptimo, se recomienda realizar seis sesiones espaciadas una semana o 15 días cada una. Precio: 200 € por sesión.

puma-selena-gomez

La alternativa a la liposucción

Tanto en los centros Maribel Yébenes como en Clínica Dermatológica Internacional recomiendan sin dudarlo Coolsculpting, un tratamiento que elimina la grasa y evita una intervención como la liposucción. Aprobado por la FDA y la CE, ayuda a perder centímetros y tallas de forma permanente, segura, eficaz y no invasiva. ¿Cómo lo consigue? Por medio de la técnica de la criolipólisis, que consiste en la aplicación de frío controlado sobre la grasa (adipocitos). Trabaja con una tecnología inteligente que varía la temperatura en función de las características del paciente. La investigación en que se apoya esta técnica está avalada por los estudios de científicos de Harvard en el Hospital General de Massachussets en Boston. Esta investigación  demostró que las células grasas son más vulnerables al efecto de enfriamiento que otros tejidos adyacentes y, por tanto, pueden ser eliminadas mediante el frío sin dañar la piel. Se puede aplicar en zonas como el abdomen, los brazos, los glúteos, muslos, cartucheras, rodillas… Precio: 500 € por ciclo (número de sesiones dependiendo de la zona).

Reduce, reafirma y remodela

Esas tres son las bondades del tratamiento Maderox de Matriskin, que fusiona maderoterapia y drenaje détox, con los dos productos corporales más icónicos de la firma cosmecéutica. Una buena alternativa para deshacerse de todos los excesos acumulados durante las Navidades: combate la pérdida de volumen y la piel de naranja, reduce (por rotura y eliminación a través de la orina) la grasa localizada, reafirma y tonifica. “Es idóneo para reducir volumen, definir contorno, alisar y reafirmar la ‘piel de naranja’ y eliminar los depósitos de grasa localizados en la zona de cartucheras, brazos, rodillas, subglúteo, abdomen y flancos. Con el plus de que los volúmenes del cuerpo se recolocan”, señala Almudena Perera, directora de formación de Matriskin. Precio: a partir de 70€.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba