Editorial

Sensatez

Ante el aumento de los casos de COVID-19 es lógico pensar que el Gobierno se verá obligado a anticiparse y tomar medidas para contener los contagios. A toda costa hay que evitar la saturación de hospitales y clínicas.

Sí; estas fiestas serán menos familiares o por lo menos más limitadas a núcleos familiares no tan extendidos. Es una cuestión de sensatez y de prudencia no poner en riesgo a los mayores o evitar grupos familiares grandes.

En otros países el aumento de los contagios se está dando en estas reuniones y no tanto por actividades laborales o comerciales. La vacuna llega en 2021 y para ponérsela… hay que llegar al 2021.

En Europa los números hablan de una tercera ola, cuando apenas se había logrado controlar la segunda.

Las festividades navideñas acrecientan el deseo de reunirse y la pesadez de una pandemia de meses empieza a dejarse notar.

No bajemos la guardia, el país ha hecho sus deberes durante estos meses y los números estaban entre los mejores de la región. El Gobierno tomará sus medidas, pero somos los ciudadanos los que podemos protegernos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba