Editorial

Sentimiento del consumidor

A ojos y oídos de ciudadanos ordinarios, sentimiento del consumidor e índice del miedo son indicadores económicos pocos conocidos, pero que en tiempos de coronavirus adquieren gran importancia para poder evaluar daños causados por la pandemia y la capacidad de recuperación que puede tener la economía.

El modelo económico que prevalece en Estados Unidos y naciones alrededor de su esfera de influencia, como República Dominicana, se sustenta básicamente en el consumo de bienes y servicios, sin el cual no sería posible desarrollar sectores como turismo, zonas francas, industria, agroindustria y telecomunicaciones.

Estados Unidos representa la economía y el mercado de mayor influencia sobre República Dominicana, por lo que puede decirse de que su derrotero signa el presente y el futuro económico de este país, con lo que se confirma el dicho aquel de que tos persistente en esa nación causa neumonía en este traspatio antillano.

La economía estadounidense ha sido severamente vapuleada por los efectos de la COVID-19, tanto así que en vez de crecer 2,9%, como estaba previsto, tendría a final de año un crecimiento negativo del 4%, sumado a 39 millones de desempleados a causa de la parálisis en las actividades productivas.

La Reserva Federal y el Congreso han inyectado más de tres trillones de dólares al torrente financiero de la Unión Americana a través de subsidios a trabajadores y familias vulnerables o por vía de créditos a las empresas y a los bancos, pero aun así, la principal economía del mundo no ofrece señales de recuperación.

Una información de la firma de biotecnología Moderna, de que había logrado resultados positivos en su vacuna contra el coronavirus probadas en humanos, tuvo un efecto de mayor relevancia positiva que los trillones de dólares inyectados a la economía por la Reserva Federal y el Congreso de Estados Unidos.

Esa noticia volcó hacia el terreno positivo el índice de confianza al consumidor y redujo drásticamente el índice de miedo, lo que motivó una recuperación dicen que milagrosa de los mercados bursátiles, incluidos los de las 500 principales empresas estadounidenses y las cien corporaciones tecnológicas.

Aquí Gobierno y sector productivo tienen el compromiso de promover confianza de los consumidores en la economía para que se reduzca de manera significativa el índice de miedo en torno al futuro económico de la nación, vía expedita para recuperar el sendero del crecimiento y la estabilidad de los indicadores básicos de la economía. El buen sentimiento del consumidor es incompatible con la duda, turbación o desconfianza.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar