Editorial

Un servicio de salud modelo

Editorial Listin Diario

Quienes en el año 1966 fundaron el Patronato de Lucha contra la Lepra no podían imaginar que 54 años después su sueño alcanzaría tan altos logros y que el impacto de su vástago, el Instituto Dermatológico, aportaría tantos servicios especializados a la sociedad dominicana.

La del hoy Instituto Dermatológico y Cirugía de Piel “Doctor Huberto Bogaert”, es una historia de entrega y de éxitos que resuena por la elocuencia de sus hechos.

El Dermatológico reunió inicialmente lo mejor del talento nacional en materia de esa especialidad, aprovechó las experiencias de otros países, especialmente de Venezuela que tenía un gran avance en Latinoamérica en la lucha contra la lepra, y se convirtió en una entidad modelo para afrontar esa enfermedad mutiladora en el país.

Dando el mejor servicio médico para curar y cuidar la piel, servicios de laboratorio, fisioterapia y cirugía, el Dermatológico emprendió la tarea de formar personal especializado, y ya se han graduado 339 dermatólogos que prestan servicio público y privado en todo el territorio nacional.

Loable ha sido la labor del Dermatológico curando y previniendo el contagio de enfermedades de transmisión sexual, especialmente sífilis, papilomas, VIH-Sida, entre otras.

Solo durante el año 2019 que recién terminó, el Dermatológico registra estadísticas dignas del mayor respeto: más de 430,000 consultas dermatológicas la mayoría de ellas; más de 127,000 cirugías y más de 320,000 pruebas diagnósticas especializadas.

Aunque el Dermatológico se sustenta con donaciones al Patronato, actividades de recaudación de fondos y mínimas recaudaciones por servicios altamente subsidiados; con la generosidad que recibe, también da.

Por esa mística inspirada en la responsabilidad social, durante el año 2019, el Dermatológico donó RD$6.5 millones en medicamentos, servicios de salud y alimentos a pacientes de lepra, abarcando en total a 17,600 personas.

Ya lo hemos dicho, pero repetirlo es un honor: la medicina especializada en República Dominicana está al alcance de las personas más humildes porque existen entidades formadas por personas altruistas que pusieron su prestigio, talento y su tiempo a crear patronatos para luchar contra la diabetes, el cáncer, las enfermedades cardiovasculares. De ellas, el Patronato de Lucha contra la Lepra, es un modelo.

Así como el liderazgo del Patronato de Lucha contra la Lepra y su personal médico y paramédico no se cansan de servir, pedimos a quienes los ayudan económicamente que sigan tendiendo su mano generosa para que año tras año el Dermatológico fortalezca su gama de servicios.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba