CuriosidadesSalud

Si fumas vape, puede sufrir un infarto de pene

¿Había escuchado infarto del pene?, pues son más frecuentes que los del corazón, y se da en muchos casos en los fumadores. Esto afectaría a usuarios del vape o cigarrillo electrónico.

Pero no solo la disfunción eréctil, infarto de pene, afecciones pulmonares y cardiovasculares están produciendo el vapeo, también la pérdida de dientes y problemas de encía.

Para advertir sobre la consecuencia del uso del vape, que se ha convertido en una moda entre la población joven, Listín Diario consultó al urólogo Pablo Mateo, a la odontóloga Jhomarci Tejeda, y a un joven de 26 años, que ya ha sufrido problemas de salud y trastorno de ansiedad, sin poder dejar de fumar.

Otros usuarios del vape lo hacen a escondidas y fingen ante sus familiares haberlo dejado.

El doctor Mateo dice que “un infarto no es más que la falta de llegada de sangre a un órgano, en el caso de infarto cardíaco es que no le llega sangre al corazón y se para y, el infarto de pene es más frecuente que el cardíaco, lo que pasa es que eso no mata, se queda ahí en el tiempo y cuando el paciente llega a consulta ya tiene una disfunción severa que no responde a medicamentos”.

Para que se produzca la erección, explica, la sangre debe llegar al pene, entonces con la mala circulación, se producen microinfartos, lo que evita que se llenen los cuerpos cavernosos del pene.

El inhalar esas sustancias evita que la sangre se oxigene de manera adecuada, se dañan los vasos que llenan de sangre al pene, de manera que no se produce la circulación de manera correcta.

El reconocido urólogo citó casos que llegan a su consulta de jóvenes entre 20, 25 y 26 años que utilizan estos dispositivos de manera abusiva y también presentan trastorno dela fertilidad.

El testimonio de un usuario de vape

“Cuando lo dejé la primera vez fue porque me sentía sofocado, con una presión en el pecho”, cuenta a Listín Diario, un joven que prefirió el seudónimo de Alberto.

Dijo que ya había acudido previamente a consulta, pero el diagnóstico fue reacción alérgica y siguió “vapeando”, desde que se levantaba de la cama. Cuando llegaba del trabajo, a cualquier hora, pero más los fines de semana.

Estos cigarrillos son adictivos y los usuarios a veces tienen que ser medicados contra la ansiedad cuando tratan de dejarlos, aunque no todos lo logran.

listin diario

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba