Editorial

Signos halagüeños

Solo en esta edición aparecen publicadas varias informaciones que dan buenas señales de la confianza de los inversionistas en República Dominicana y en su economía.

Veamos.

La empresa AES colocó 300 millones de dólares en bonos de deudas y recibió 1,300 millones de dólares en oferta.

El ministro de Energía y Minas afirma que 55 empresas han retirado el pliego de condiciones de la licitación para la instalación de dos plantas a gas natural en la región sur del país.
Cinco empresas haitianas han mostrado interés en instalarse en territorio dominicano.

Si a eso se le suma que desde este lunes se amplía el programa de vacunación contra el Covid-19 y que se espera la pronta llegada de otras dos millones de dosis de vacunas procedentes de China, estamos frente a un panorama que permite augurar que la economía dominicana va rumbo a su redinamización.

Eso a pesar de que la pandemia provocó un notable deterioro en el desempleo y la calidad del empleo en sectores convencionales.

Sectores no convencionales han permitido compensar en algo lo de la pérdida de empleo, así como el vigor de las zonas francas.

Hay motivos para estar optimistas sobre la recuperación económica del país, pero que eso no nos haga perder de vista los grandes desafíos que nos esperan.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba