Opinión

Sobre Vitico, con dolor

José Mármol

Era de noche y llovía, cuando el afamado cantautor José Antonio Rodríguez me llamó por teléfono y me dijo que Vitico, Jorge Taverasy él querían poner música a algunos de mis poemas, para publicar un disco en la colección Retajila Club, en esos días muy en boga.

Sería la producción discográfica número 5 de esa iniciativa quimérica. Sorprendido y agradecido le dije que sí, que aceptaba la invitación, que era para mí un honor, pero que nunca presumiría de escribir canciones. Entonces,y para aliviar mi angustia frente al reto, hablamos sobre la proeza de Pablo Milanés, quien convirtió en canción un fragmento del ensayo filosófico y político de José Martí, titulado “Nuestra América” (1891).

El trabajo no se hizo esperar. Entregué a los cantautores y al maestro Taveras, quien dirigió la producción musical, varios de mis libros. Escogieron los textos poéticos de su preferencia. Vitico, fiel a su raíz romántica, se decantó por poemas como “Sombra”, “Retrato de mujer”, del que logró un bolero con una sutil base de son, remontándose al momento más clásico de ese ritmo caribeño; también, una adaptación en tiempo de rap -que definió como una “chévere locura”- del poema “Experiencia del misterio”, así como “Deus ex machina”, poema del que hizo una armoniosa balada, con coros del grupo músico vocal cristiano Test-a-t, elevados a antiguos cantos gregorianos, y con la magia de la guitarra de Juan Francisco Ordóñez, más piano y teclados de Jorge Taveras.

Una exquisitez vanguardista posmoderna, a la que la voz única de Vitico imprimió solemnidad. José Antonio, por su parte, escogió algunos poemas conceptualmente más densos, y también otros de corte amoroso, bastante cercanos a su particular voz y a su cálido estilo artístico,como “Últimos designios del azar”, “El arribo”, su propia versión de “Deus ex machina” y “Rosa dulce”. El disco lleva como nombre un fragmento de un verso del libro “Deus ex machina y otros poemas” (Visor Libros, Madrid, 2001): “Arroja tú los dados”, con fotografía del genial Domingo Batista en la portada. El CD vio la luz en marzo de 2005.

La producción lleva la siguiente confesión de quien escribe: “Cuando la poesía es transformada en canción, le nacen alas a la palabra escrita y se suman a la voz del poeta la emoción y las notas musicales del cantor.Este es, por sí solo, un fenómeno artístico de sublime elevación estética. Pero, cuando la poesía es alentada al vuelo por el talento de artistas como José Antonio Rodríguez, Victor Victor y Jorge Taveras, entonces, encumbrada queda la palabra en forma suprema y se transmuta el verso en horizonte y sueño, en ilusión y pena, en esperanza y copla de pueblo.Quede este breve enunciado como mi más honda gratitud, como expresión de dicha y regocijo a estos singulares artistas amigos, con cuyas magnificas creaciones, trabajadas a lo largo de dos años, he descubierto, con asombro, una mayor vitalidad en mi propia poesía.” (https://retajila.com/proyecto/arroja-tu-los-dados-poemas-de-jose-marmol/).

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba
Cerrar