Editorial

Solidaridad

Este momento es de solidaridad, de demostrar cuán fuerte es el lazo que nos une como dominicanos.

No es tiempo de politiquería ni de sacar ventajas espurias, sino de dar lo mejor de cada uno en aras de mostrar el amor y respeto por los demás.

Ya lo dijo el poeta: “El amor al prójimo, si no es activo, es poco amor”.

Es hora de solidaridad con los trabajadores, con los vecinos venidos a menos, con los ancianos que casi no pueden, con los familiares que por orgullo no solicitan ayuda pero sabemos que la necesitan. Es hora de demostrarles a los demás que somos un pueblo generoso y solidario.

No se trata solo de dar algo material, sino sobre todo ayudar a que las cosas no empeoren cumpliendo con todos los protocolos que impidan la propagación del virus. No salga si no es necesario; lávese las manos como se indica y muéstreles a los hijos y a cuantos están alrededor suyo que usted se preocupa y es un ciudadano que cumple con su deber.

Mucha gente sufrirá las consecuencias de todo tipo de esta pandemia. Mostremos nuestro lado solidario.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba
Cerrar