Belleza

Soluciones naturales te ayudarán a remover las manchas y los puntos negros

Las manchas oscuras y los puntos negros son problemas estéticos muy habituales que desmejoran el aspecto de la piel.
Estos pueden producirse por un desbalance en el pH natural del rostro, el cual aumenta la producción de las sustancias sebáceas y la melanina.

1. Suero de mantequilla
El ácido láctico que contiene el suero de mantequilla tiene propiedades astringentes y blanqueadoras que ayudan a mejorar la apariencia de la piel.Es eficaz para regular la producción natural de aceites y reducir la obstrucción por grasa de los poros.
También disminuye la pigmentación de la piel y facilita la eliminación de células muertas.
Ingredientes
4 cucharadas de suero de mantequilla (40 ml)
2 cucharadas de jugo de tomate fresco (20 ml)

¿Qué debes hacer?
Combina los dos ingredientes y aplícalos sobre el rostro con la ayuda de un pincel.
Déjalo secar durante 20 minutos y aclara con agua fría.
Repite su aplicación todas las noches, durante un mínimo de cinco semanas seguidas.

2. Sándalo
La pasta de sándalo regula la producción de sebo en la piel, disminuye la presencia de células muertas y aumenta la regeneración celular.
Ingredientes
1 cucharadita de polvo de sándalo (5 g)
½ cucharadita de glicerina (2 ml)
1 cucharada de agua de rosas (10 ml)

¿Qué debes hacer?
Pon el polvo de sándalo en un cuenco y mézclalo con la glicerina y el agua de rosas.
Tras obtener una pasta, masajea la piel afectada y déjala actuar 20 minutos.
Enjuaga con agua tibia y repite su aplicación durante dos semanas seguidas.

3. Manzana
Una mascarilla de manzana sirve como alternativa a los exfoliantes comerciales que contienen químicos agresivos.
Sus propiedades astringentes penetran en profundidad en la piel y ayudan a remover las bacterias y las células muertas adheridas.
Por si fuera poco, es perfecta para suavizar y ayuda a minimizar los efectos negativos de las toxinas y el sol.
Ingredientes
1 manzana madura
2 cucharadas de miel (50 g)
1 cucharada de azúcar moreno (15 g)

¿Qué debes hacer?
Pela la manzana y córtala en trozos de un dedo de ancho, aproximadamente.
Llévalos a la licuadora, e incorpora la miel de abejas y el azúcar moreno.
Procesa todo por unos instantes, hasta conseguir un puré espeso.
Limpia bien el rostro y masajea con las yemas de los dedos durante 5 minutos.
Deja que sus compuestos actúen 10 minutos más y enjuaga.
Úsala dos o tres veces a la semana.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba