Opinión

¿Soy extraterrestre?

Fausto García

“El hombre que oculta su pasado se niega a sí mismo”. (Fausto García). 

Aunque usted no lo crea, hace varios años de este título, pero no fue sino hasta hoy (sábado 10/7/2021) escuchando a Sala de espera, programa por la Digital 95.5 F M, cada sábado a las 11:00 a.m., del Dr. Bolívar Tejada, cuando decidí ponerle, como dicen los franceses “point final”.  Y todo por lo que digo al final. El título es viejo, sí, muy viejo, buscando en el almacén de la memoria, veo que tiene más de una década que me hice esta interrogante.  Para entenderlo mejor, una de las definiciones de extraterrestres es esta: Dicho de un objeto o de un ser: Supuestamente venido desde el espacio exterior a la Tierra” (RAE).

Al cuestionarme al respecto es porque realmente parecería que encajo en parte de las características de ese ser de otro planeta. Y esto porque visto y analizado, sin necesidad de fondear muy profundo, me siento ser un ser (-aquí el español haciendo gala de sus enredos) como de otro plantea, distinto a los seres humanos que habitan el globo terráqueo, al menos de esta parte occidental, luego de escuchar a Sala de espera de hoy.

Hay una frase popular o refrán dominicano que dice “Alábate pato que mañana te mato”.  Y otra, ya más fina que reza: “Dime de lo que te alabas y te diré de lo que careces”.  No me importa que maten mañana este patito feo o que me indiquen mi gran pasivo de la vida, pero en realidad y verdad, -para mí- es que soy de otro planeta. He llegado a esa conclusión luego de realizar varias operaciones aritméticas, geométricas y físicas de mi vida.

Lo soy y lo confirmo cada vez que veo o me entero de algún modo, de la existencia de tantos seres humanos (de este planeta) atrapados en insomnios, depresiones, bipolaridades y adiciones dañinas, sin mencionar otras enfermedades mentales más graves y significativas y respecto de las cuales parecería que no esta en nosotros, por voluntad propia, poderlas controlar; y, sobre todo, darme cuenta, que estoy libre de todas esas patologías, familiares y parientes sanguíneos hasta la séptima generación. No tengo familias o parientes lejanos en esa legión de enfermedades que destruyen tantas vidas días tras días.

Relataba el Dr. Bolívar en el indicado espacio, una nota cultural-tecnológica sobre los japoneses, y es que su país es el más grande a nivel de tecnología y que trabaja en demasía, pero que contradictoriamente sus ciudadanos son felices y longevos.  No piensan ni sufren por no poder comprar un carro eléctrico moderno, y en cambio, se la gozan y son felices al comprar una simple máquina de hacer café y poder hacer su café y disfrutarlo, lo mismo que vuelven cada día a sus jornadas de trabajo con gran entusiasmo y motivación.

Luego de escuchar este relato decidí escribir sobre este titulo o tema tan añejo, atreviéndome ahora a extender la pregunta: ¿SOY EXTRATERRESTRE O JAPONES?  Si no soy una ni otra, al menos soy un IKIGAI=filosofía japonesa para tener una vida más longeva y tranquila, orientada a desarrollar tus habilidades y disfrutar lo que hace, más allá del dinero o lo material.

N. B. En el próximo, ya hecho, pero inédito, en el fondo, sin pretenderlo o premeditarlo, doy respuesta a tan atrevida interrogante.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba