Editorial

Terminemos en paz

En esta campaña hay que quitarles excusas a los anarquistas, a los que se sienten perdidos, a los que nunca han ganado unas elecciones, para que puedan incidentar el proceso.

La advertencia viene desde Santiago, ciudad en la que se han organizado caravanas políticas por las noches. La oscuridad es el mejor aliado del delincuente y la ocasión más propicia para el que quiera hacerle daño al proceso comicial.

En pasadas campañas, este Diario se ha opuesto a inventos como marchas con antorchas por el peligro que encierran para la ciudadanía, pues hasta por una enemistad personal, cualquier persona amparándose en la impunidad que dan las multitudes, puede cometer un peligroso desaguisado.

Es importante que la Junta Central Electoral haga un llamado a los partidos políticos para que programen sus actividades en lugares y a horas que no propicien acciones que alteren el clima electoral.

Los días que vienen son peligrosos porque cada uno sabe quién está ganando y quién no. No demos excusas a los delincuentes. Terminemos en paz.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba