Belleza

Tips para decirle adiós a la pesadilla con el frizz

El cabello frizado es una de las situaciones menos deseadas por nosotras, sobre todo en invierno. El frizz es el encrespamiento y la manifestación de electricidad estática en el pelo, un efecto que parece como si estos se repelieran entre si –sean lisos o rizados– y se inflaran, de manera que hagamos lo que hagamos, siempre parecerá rebelde. Su efecto puede darse incluso en cabellos grasos o mixtos (grasos en raíz y secos en las puntas), pero en general es característico del seco, de aspecto áspero y quebradizo.

Justo después del lavado es cuando el frizz se manifiesta en toda su magnitud. Una de sus causas es la falta de hidratación, a lo que se suma el uso de planchas y secadores en exceso, conocido como “daño mecánico”. Y ya que en invierno el uso de ambos nos resulta casi inevitable, acá te entregamos algunos tips para que el post lavado sea más fácil:Imagen foto_00000001
* Lava el cabello día por medio, no todos los días. Así evitas que se pierdan los aceites naturales que lo humectan. Además, usa un shampoo que devuelva los nutrientes eliminados día a día.
* Cepilla el pelo mientras está mojado o húmedo. Si lo haces con el cabello seco se genera una estática que hace que se infle, así es que trata de desenredarlo antes.
* Utiliza un cepillo con cerdas naturales, evita los de cerdas metálicas o plásticas.
* Aplica un spray o aceite específico para peinar. Ideal si es justo después del lavado, cuando el pelo todavía está húmedo. Con ello lo hidratas, evitas el exceso de frizz y facilitas el peinado.
* Limita las herramientas de styling. Aunque en invierno parece imposible, al secarlo con aire caliente es normal que aparezca frizz al primer signo de humedad. Te recomendamos terminar el secado con aire frío, porque cierra las cutículas creando una barrera que combate los efectos climáticos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba