Editorial

Todo listo para comicios

En medio de tensiones y aspavientos agresivos, la JCE ha podido avanzar en la organización de las elecciones municipales, apuntalada por la legitimidad derivada de los órganos internacionales auditores del proceso. Luce que todo está listo para la celebración del evento.

Aunque a última hora se han producido hechos que deslucen la conducta de los actores principales del certamen, el proceso ha ido evolucionando de tal forma que se ha de esperar, que como siempre, la ciudadanía acuda cívicamente a depositar su voto por los candidatos de su preferencia y lo hará pacífica y civilizadamente.

A medida que se acerca el día, y ya solo quedan tres días por delante, el clima electoral se torna nervioso, provocando expresiones destempladas y descompuestas en algunos de los actores que se sienten inseguros o “perdidos”, por lo cual propalan vaticinios de “fraudes” o “líos” electorales en torno a los centros de votaciones, respondiendo a la ideología primitiva de que “el poder no se  entrega, se arrebata”. Son actitudes y expresiones “salvajes” que provienen del fondo cultural que modela la personalidad autoritaria que aún se reproduce en la “pos modernidad” dominicana. El trujillismo ha  resultado muy largo y aún persistente.

No obstante todo ello, las elecciones pasarán y se espera que sean un ejemplo de civismo, donde la ciudadanía manifieste su voluntad de votar de forma masiva para conformar las nuevas autoridades municipales, y con ello reitere su voluntad de fortalecer y consolidar la institucionalidad democrática de la nación. De estas elecciones del próximo domingo deberán salir fortalecidos la JCE, el TSE y los demás órganos del Estado, cuyas funciones se justifican en función del poder delegado por el pueblo.

¡Las elecciones deben reafirmar el espíritu nacional por la democracia!

Avance del Banco Popular

El Banco Popular, encabezado por su plana mayor ejecutiva, presentó ayer en Santiago los indicadores financieros más relevantes que hablan del crecimiento ascendente que traza la marcha de esa entidad bancaria, vanguardia de la banca privada.

Como se ha de recordar esa entidad bancaria nació en Santiago en la década de los años 60 como una de las iniciativas de  la Asociación para el Desarrollo Inc. (APEDI), institución que impulsara una serie de proyectos  empresariales e institucionales bajo un nuevo modelo de desarrollo basado en la iniciativa privada, en alianza con el Estado y la cooperación internacional.

El Banco Popular no solo se ha preocupado por la rentabilidad de su cartera y la modernización de su plataforma de servicios, sino que ha combinado esos logros con la responsabilidad social, apoyando a los pequeños productores, a los emprendedores, la formación y educación de los recursos humanos y a la protección y conservación del medio ambiente, especialmente a través del Plan Sierra, otra de las instituciones auspiciadas por APEDI y el Estado dominicano.

Llama la atención el hecho de que los ejecutivos del banco, no solo presentaron los resultados financieros y de responsabilidad social, sino que al mismo tiempo presentaron con lucidez la interpretación ideológica que ha justificado las líneas de trabajo que le han permitido crecer junto a sus beneficiarios y a la comunidad nacional.

¡Congratulaciones!

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba