Ciencia y Tecnología

Todo lo que Google ha presentado

Si hace unas semanas era día de celebración para los amantes de Apple, hoy es el día de los fans de Android porque la empresa que está detrás de todo ha hecho la presentación del año, con nuevos teléfonos, smartwatch y sistema operativo. Sí, hablo de Google y ya os anticipo dos cosas: la gran G hace muy buenos móviles, están hechos para durar y para ser de gama alta, tienen unos precios de lo más competitivos.

Google Pixel 8 Pro

Empezamos por el plato fuerte, el nuevo buque insignia de Google, el referente de Android con permiso de los Samsung y desde luego, como ya adelantaba, el móvil de gama alta más barato que vais a encontrar.

Google no se ha complicado en el apartado de diseño, o lo que es lo mismo, que el Pixel 8 Pro tiene un apartado estético bastante continuista, pero con algunos pequeños cambios que mejoran su ergonomía.

Al verlo de frente, sobresale el panel OLED que alcanza las 6,7 pulgadas, más grande que el de su hermano pequeño y con una resolución alta de 2992 x 1344 píxeles y, lector de huellas integrado y una tasa de refresco a la altura, de 120 hercios para una experiencia super fluida.

El ‘cerebro’ de los nuevos Pixel es el Tensor G3 que Google estrena con estos teléfonos. A pesar de quedar lejos de la gama más alta de Qualcomm o Apple, rendirá suficientemente bien porque hay una realidad: cada vez se hacen teléfonos más potentes, pero hoy en día puedes usar un teléfono de gama alta de hace un par de años y sigue siendo veloz. O lo que es lo mismo, que salvo que te guste tener lo último de lo último, no hace falta más. La guinda del pastel son 12GB de RAM y 128 y 256 GB de almacenamiento, una combinación que promete.

Pero el auténtico plato fuerte de los Pixel son las cámaras. Para empezar, destaca el sensor principal de 50 megapíxeles, que parece similar al de la generación pasada. Le acompañan dos cámaras más: un ultra gran angular que sube desde los 12 a los 48 megapíxeles, una de las resoluciones más altas en este tipo de sensores que además funciona como macro. Y por otro lado la cámara telefoto, que nos permitirá hacer un zoom óptico de hasta 5 aumentos, y mantiene la alta resolución del gran angular.

No obstante, lo que mejor hace Google es el procesamiento, o lo que es lo mismo, la magia de Google para que las fotos y vídeos que hagamos se vean bien de buenas a primeras.  Google es una referencia en IA y eso se nota en sus ases en la manga, donde destacan funciones como el Best Take, que permite cambiar los rostros de una fotografía por modos predefinidos, o Magic Editor, que ha mejorado y ahora permite cambiar el cielo e incluso la posición de las personas fotografiadas. Promete viguerías, pero tendremos que probarlo.

Bien de batería para no quedarnos cortos a lo largo del día con 5.050 mAh, con carga rápida a 25W que no es para echar cohetes pero se nota y carga inalámbrica.

En cuanto al precio, buenas y malas noticias. La mala es que siguiendo la tónica inflacionista, ha subido 200 euros respecto a la generación anterior, una auténtica barbaridad. Lo no tan malo es que el Google Pixel 8 Pro cuesta 1.099 euros y sí, no es barato, pero si pensamos en los 1.409 euros del Samsung Galaxy S23 Ultra o los 1.469 euros del iPhone 15 Pro Max, pues no parece tanto.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba