Editorial

Todos contra la pandemia

Reconocer como un tema de nación los esfuerzos por contener la covid-19, e invitar al liderazgo nacional para coordinar acciones contra la pandemia, constituye una iniciativa trascendente del presidente Luis Abinader que tendría también efectos positivos sobre la economía y la gobernanza.

La convocatoria del mandatario, fijada para el próximo martes, incluiría a partidos políticos, ayuntamientos, juntas de vecinos, Colegio Médico y otras instituciones que participarían en el diseño y ejecución de políticas a corto y mediano plazo para afrontar la pandemia.

El Gabinete de Salud anunció ayer que el Gobierno mantendrá la vigencia del toque de queda, aumentará de tres mil a siete mil las pruebas diarias PCR, para lo cual habilitará laboratorios en diez hospitales, además de contratar a otros mil médicos e incrementar en un 20% el número de camas disponibles.

Antes de su juramentación, el presidente Abinader había anunciado que presentaría al liderazgo nacional los planes y programas elaborados por su equipo técnico para contener la incidencia del coronavirus, posición que reiteró ayer desde el Palacio Nacional.

Las medidas que se diseñan y se aplican relacionadas con la pandemia deben estar también en conexión con niveles de reapertura de la economía o de retorno a la mentada nueva normalidad, por lo que el diálogo propuesto por el jefe de Estado rebasaría el tema sanitario.

Esa convocatoria, que podría realizarse en varias etapas, evitaría que literalmente el país requiera ser “intubado” por un indeseable rebrote pandémico y que, por el contrario, tales esfuerzos dialogantes coadyuven, no solo a contener el coronavirus, sino también a acelerar el relanzamiento de las actividades económicas.

Satisface saber que líderes políticos, empresariales, sindicales, religiosos y sociales adelantan respaldo a la iniciativa presidencial de convocar a lo que se definiría como un gran diálogo o consulta nacional.

La magnitud de la crisis pandémica y su gravísima afectación sobre la economía, requiere que en el frente de batalla contra la covid-19 se congregue todo el liderazgo nacional, sin excepciones, para combatir y derrotar a un enemigo que empuja a la nación hacia el despeñadero sanitario, económico y social.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba