Salud

Trastornos del sueño acarrean padecimientos de migrañas crónicas

Salud. -Dormir poco, en exceso o de una manera agitada, o sufrir otros desórdenes relacionados con el sueño, puede jugar un papel importante en desencadenar y cronificar las cefaleas.

«En la consulta los pacientes con migraña refieren que la falta o exceso de sueño pueden jugar un papel en desencadenar sus crisis” y que “los trastornos del sueño son una de las causas de que su migraña se vuelva crónica”, explica la doctora Nuria González, especialista en Neurología.

“El insomnio, el síndrome de piernas inquietas (impulso irrefrenable de mover las piernas) y el bruxismo (rechinar, crujir o apretar los dientes estando dormido) son las alteraciones del sueño más frecuentes en los pacientes con migraña”, según explica la doctora González.

Aunque no está clara la relación causa-efecto de este nexo bidireccional, un aspecto positivo, según González, es que “el sueño puede tener un efecto reparador del dolor” y muchos pacientes lo utilizan como recurso cuando tienen una crisis.

La migraña, un dolor de cabeza recurrente, de moderado a intenso, que puede ser pulsante o vibrante, sentirse en un lado de su cabeza y acompañarse de náuseas y debilidad, comparte una relación, compleja y no del todo clara, con los trastornos del sueño, según los médicos especializados en Neurología.

Los trastornos del sueño comprenden una serie de alteraciones muy variadas, muchas de ellas poco conocidas, y abarcan desde dificultades para dormir o permanecer dormido, o dormirse en momentos inapropiados, hasta dormir demasiado o experimentar conductas anormales mientras se duerme.

La relación sueño-migraña es “en ambas direcciones” por lo que es fundamental tenerla en cuenta en el diagnóstico y tratamiento tanto de los trastornos del sueño como de la migraña, según se ha explicado en la edición 2024 de CEFABOX, reunión anual de actualización en migraña crónica y otras cefaleas, organizada por la compañía biofarmacéutica AbbVie (www.abbvie.com).

RELACIÓN COMPLEJA EN DOS DIRECCIONES.

Esta “relación compleja y bidireccional” no está muy clara desde el punto de vista de la fisiopatología (relación entre las alteraciones de las funciones del cuerpo humano y la aparición de determinadas enfermedades), explica la doctora Nuria González, especialista en Neurología del Hospital Clínico San Carlos de Madrid (España).

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba