Editorial

Tregua navideña

Quiéranlo o no, partidos y candidatos tendrán que conceder desde hoy una tregua política a una población algo angustiada y muy deseosa de disfrutar a plenitud de las festividades de Navidad y Año Nuevo, período durante el cual también los ciudadanos reflexionan en torno al presente y futuro familiar y de la nación.

Se reconoce que en medio de recurrentes tormentas políticas o electorales, el liderazgo político pudo mantener dosis adecuadas de cordura, lo que en cierta medida ayudó a la economía a alcanzar la meta de crecimiento cerca de su potencial.

En 2019 se estrenó una Ley de Partidos y Agrupaciones Políticas que instituyó el sistema de primarias abiertas o cerradas, mediante las cuales los partidos escogieron sus candidatos presidenciales, congresuales y municipales, parto doloroso que significó un avance en la consolidación de la democracia política.

Fue también notoria la crisis causada por los esfuerzos encaminados desde el Gobierno y el partido oficialista para modificar la Constitución, a los fines de permitir la repostulacion del presidente Danilo Medina, lo que encontró férrea opinión desde esa misma colectividad liderada por el expresidente Leonel Fernández.

La renuncia del doctor Fernández a la presidencia y membresía del PLD provocó otro torbellino político que estuvo precedido de su propia denuncia sobre la comisión de un fraude electoral en las primarias abiertas que ganó Gonzalo Castillo.

El Banco Central y las autoridades monetarias tuvieron que hilar fino para evitar que los episodios de crisis partidarias infectaran la economía, por lo que se liberaron más de 35 mil millones de pesos del encaje legal del sistema financiero para oxigenar las actividades económicas.

El caso de la desmantelada banda de narcotraficantes encabezada por César el Abusador y la espiral de feminicidios también perturbaron el sosiego colectivo, así como el rumbo tomado por el caso Odebrecht, extraviado hoy en los laberintos judiciales.

Una sociedad estresada reclama con sobrada razón y derecho que a partir de hoy y hasta después del Día de Año Nuevo, cese la campaña electoral y los pleitos políticos, para que la gente pueda disfrutar o al menos sobrellevar las fiestas navideñas en absoluta paz y tranquilidad.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba