Editorial

Un éxito cívico

Las elecciones municipales celebradas ayer constituyeron un éxito cívico a pesar de las extraordinarias circunstancias en que se celebraron.

Primero, la suspensión en la fecha prevista provocó una gran movilización social que por poco genera una crisis institucional de gran calado y segundo, la circunstancia de tener que realizarlas en medio de una pandemia, sin duda alejó a no pocos votantes de los recintos electorales.

Hay que decir, sin embargo, que tradicionalmente, las elecciones municipales no resultan llamativas para el gran electorado y que el número de votantes que acudió a ellas es significativamente menor que en los comicios presidenciales. Por tanto, la menor afluencia de votantes que se percibió ayer, en espera de los resultados finales, no es demostración de crisis ni mucho menos, sino un hecho natural en este tipo de escrutinio.

Finalmente, el pueblo dominicano volvió a confirmar su talante democrático acudiendo en orden a las urnas. El punto negativo, como siempre, lo pusieron los activistas partidarios con sus intentos de fraude.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba