Editorial

Un nuevo panorama

Que tres grandes coaliciones participen en las elecciones nacionales pautadas para febrero y mayo del 2020 cambia radicalmente los escenarios políticos y, por tanto, las estrategias de los líderes participantes.

Ya no será solo una lucha encarnizada por la silla presidencial, sino que se peleará a todos los niveles, comenzando por el municipal en febrero.

Esto implica que los partidos deberán llevar los mejores candidatos posibles para evitar derrotas que luego puedan lamentar, pues en ese escenario no hay nada seguro dada la cantidad de acuerdos secretos que pueden darse entre candidatos a diferentes posiciones, incluso de partidos diferentes (Ej.: te apoyo como alcalde si me apoyas como regidor, aunque sea de otro partido).

Lo mismo vale para las elecciones congresuales de mayo y, por supuesto, una elección entre tres aumenta las posibilidades de una segunda vuelta electoral en caso de que alguna de las candidaturas no obtenga más del 50 por ciento de los votos.

Estos van a ser unos meses muy interesantes. Ojalá que sean también pacíficos y ordenados.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba