Editorial

Un país en crisis

El presidente electo está consciente de que le tocará iniciar su mandato en medio de una crisis multidimensional, aunque con un origen común: la pandemia por el Covid-19.

El presidente actual está consciente de que entrega la administración de un país sumido en una crisis.

Ambos representan fuerzas políticas que se adversan, pero que coinciden en su proclama de querer el desarrollo integral.

Es hora de empujar al país hacia la misma dirección, de crear las condiciones necesarias para que retomemos la senda del desarrollo.

El primer peldaño a superar es la crisis sanitaria, al cual no se podrá ascender si toda la población no pone de su parte.

Para eso se deben cumplir las recomendaciones de quedarse en casa, lavarse las manos, mantener distancia y usar mascarillas.

Lograr eso de parte de toda la población ha sido una tarea difícil para las autoridades.
Falta conciencia.

Resulta impresionante ver como la gente se queda en casa por la lluvia, pero no hace lo propio por un virus que puede llegar a ser letal.

También hace falta la integración de todos para superar la crisis económica, aunque en este aspecto el mayor énfasis recaiga sobre el gobierno y el empresariado (grandes, medianos, pequeños y micro).

Tenemos un problema grave de desempleo, que aún se amortigua por los programas sociales del gobierno y que se han anunciado serán prolongados hasta diciembre.

Hay muchos otros elementos de la crisis. Todos los actores sociales están llamados a aportar para enfrentarlos y retomar el camino que nos condujo a ser la economía de referencia en América Latina.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba
Cerrar