Sociales

Un suicidio, un asesinato, un tumor cerebral y la depresión que lo acompaña desde su niñez

Desde su papel de inspector David Toschi en el thriller “Zodiac” hasta Hulk en “Los Vengadores”Mark Ruffalo ha hecho una carrera como actor con mucho éxito y se ha ganado el reconocimiento tanto sus pares como del público. Recibió premios y nominaciones como actor, incluido un Emmy por “The Noble Heart” y el Premio Humanitario BAFTA en 2014.

Fuera de su carrera en el cine, Ruffalo se ha involucrado en temas humanitarios y ambientales. Si bien hoy es una figura reconocida por su profesionalidad y altruismo, le ha costado mucho llegar a ese lugar. Más de lo que la mayoría de la gente podría asumir. Dos inesperadas pérdidas, un tumor cerebral que lo obligó a retirarse por un tiempo de la actuación, y una depresión con la que lucha desde niño, son algunas de experiencias más duras que tuvo sobrellevar. Pero se dio por vencido.

Mark fue un joven actor lleno de dudas y sin un trabajo fijo. Vivía en condiciones deplorables y no veía un futuro para él en el cine. “Soy un perdedor, actúo en películas, pero nadie las ve. Mi hermano paga mis multas de estacionamiento”, confesó que solía pensar.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba