Internacionales

Un tribunal de Nueva York ordena rediseñar el mapa electoral del estado

ESTADOS UNIDOS.-Un tribunal de apelaciones del estado de Nueva York ordenó este martes que se rediseñe el mapa electoral que establece los escaños para la Cámara de Representantes estadounidense, y que permitió a los republicanos hacerse con cuatro asientos tradicionalmente demócratas en las últimas elecciones.

La decisión abre la puerta a que los progresistas utilicen su mayoría en el parlamento estatal para aprobar un nuevo mapa que mejore sus posibilidades de recuperar la Cámara Baja, bajo control republicano desde las elecciones de medio mandato de noviembre de 2022.

Según el periódico The New York Times, solo harían falta algunos cambios sutiles para que los demócratas se hicieran con varios escaños que en la actualidad están en manos de los conservadores.

Fue en respuesta a un diseño fuertemente politizado que los conservadores habían denunciado.

Este martes el tribunal, que desde abril cuenta con una firme mayoría progresista, falló que aquel mapa solo era un arreglo temporal, y ordenó que se proponga un nuevo diseño antes del 28 de febrero del año que viene, sujeto a la aprobación del Legislativo estatal (en manos de los demócratas).

En 2014, los neoyorquinos aprobaron una enmienda a la Constitución estatal para que, a partir de entonces, fuera una comisión bipartidista la que se encargara de diseñar los nuevos mapas electorales, pero la comisión fue incapaz de llegar a un acuerdo en 2022 y el asunto acabó en los tribunales.

Entonces, el tribunal de apelaciones encargó a un especialista neutral que trazara el nuevo mapa. Un grupo de votantes, financiados por un comité demócrata de Washington, denunció esta decisión, pidiendo que la corte devolviera la última palabra a los legisladores estatales, como finalmente hizo este martes.

El poder de los parlamentos estatales para decidir el trazado de mapas electorales ha sido siempre un asunto controvertido en el país.

En junio, el Tribunal Supremo estadounidense falló en contra de una radical teoría legal, defendida por los republicanos de Carolina del Norte, que hubiera dado poderes totales a los legisladores para diseñar mapas electorales, y dictaminó que sus decisiones siempre están sujetas a la acción de los tribunales.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba