Editorial

Una desgracia

República Dominicana ha reprobado con peores notas las pruebas del Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes (PISA), que mide las competencias de los estudiantes de 15 años en lectura, matemáticas y ciencia, ominosa señal de que el modelo de gestión educativa retrocede en vez de avanzar.

Ese programa, instituido desde el año 2000 por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), fue aplicado en 79 países, con resultados fatídicos en la evaluación hecha a 5,674 alumnos de diferentes centros educativos públicos y privados.

Para empezar, esas pruebas determinaron que solo seis de cada diez estudiantes cursan el grado correspondiente a su edad y que los dominicanos figuran entre los últimos en matemáticas, ciencias y lectura en cuanto a la aplicación de sus conocimientos en contextos desconocidos.

El ministro de Educación, Antonio Peña Mirabal, admite que tales resultados han sido “insatisfactorios”, pero los atribuye a que por su edad los alumnos evaluados no tuvieron oportunidad de ser impactados en su primer ciclo de estudios por los programas que tiene en marcha la “Revolución Educativa”.

Sin importar sus causales, esos desalentadores resultados sobre la calidad de la educación dominicana se corresponden con mediciones hechas tanto por autoridades oficiales, como por instituciones de la sociedad civil, por lo que las justificaciones de cualquier naturaleza no ayudan a localizar senderos de solución.

Lo que esa evaluación arroja es que el 80% de los estudiantes no logra superar el nivel mínimo de competencia esperada en lectura y de que el país ocupa el último lugar en matemática, en un ranking de 79 países, algo así como una gran desgracia.
La mentada Revolución Educativa no ha podido impactar de manera notoria en el incremento de la calidad del docente, del currículo escolar ni en la familia, como ente esencial de acompañamiento del estudiante de niveles básico y pre universitario.

Se requiere que Estado, Gobierno y sociedad aborden con absoluta seriedad y amplio consenso un proyecto de revisión y relanzamiento de todo el sistema educativo con énfasis en incrementar la calidad docente, pénsum escolar, integración de la comunidad educativa y todo el modelo de gestión de la escuela.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba