Opinión

Universidad Autónoma de Madrid premia Dra. Christie Perello

Fausto García

La vida y sus cosas son de forma y de fondo.  Lamentablemente, hay quienes pierden el fondo, por estar guardando “las formas”. (Fausto García)

La mayoría de las oficinas de abogados tradicionales de Santiago han abandonado la práctica de la administración de propiedades, o sea, las ventas y alquileres.  Esto debido a los cambios que se han experimentado en el sector de los bienes raíces, afectado además de los altos precios, por el deterioro de las relaciones dueños-inquilinos, los conflictos interminables y grandes en varios proyectos de apartamentos, sumado a la burocracia administrativa y lentitud de los tribunales para el manejo del tema de los desalojos. Esto sin constar con algunas mafias organizadas que se dedican a falsificar documentos de propiedad.

Yo me he sumado también a ese abandono, y resulta que un día de estos, luego de haber decidido no rentarle un apartamento a un joven dominicano nacido en USA y que lleva par de años aquí dedicado al negocio de venta de vehículos, opté por jugármela como decimos. Le renté el mismo. Al cabo de unos 4-5 meses veo que el joven viene pagando puntualmente su renta, sin mancar, lo que me llevó a pensar en él. Al hacerlo pensaba en los rumbos que ha tomado nuestra sociedad en las últimas décadas, donde por el ejemplo, el Dr. Negro Veras, decía en días pasados, que “La sociedad dominicana se encamina hacia el deterioro total”, por lo que viendo el cumplimiento del joven inquilino decidí enviarle un mensaje de felicitación y exhortación a que siga así, como joven, y él me contestó: “Muchas gracias hermano. Y así será siempre si Dios quiere. Soy un joven muy responsable y me gusta abrirme caminos y no quedarle mal a nadie”.

A eso hemos llegado como país, a tener que darles las gracias a los ciudadanos por hacer lo que, por ley, moral y buenas costumbres deben hacer.  Es el caso paradójico de nuestros políticos, a quienes el pueblo en sentido general los tiene acostumbrados a darles las gracias por las obras, por ejemplo, que construyen con el dinero nuestro, como si eso fuera un favor.

Acabamos de celebrar el último domingo de julio el día de los padres, y como tal, uno piensa en lo hecho y en lo dejado de hacer, incluyendo pensar en los hijos, a sabiendas de que sus triunfos y fracasos son los nuestros; y que, con relación a los últimos, hay que tener suficiente capacidad mental para ver, entender y acepta que todos los esfuerzos para criarlos, educarlos y formarlos fueron o sean en vano.

Por tanto, se hace necesario seguir viendo esos jóvenes valores que, en distintos escenarios, como hijos de padres e hijos de una patria que los vio nacer y a la cual pertenecen, se esfuerzan y luchan, bajo múltiples precariedades y limitaciones por honrarlos a todos con sus desarrollo, crecimiento y preparación, lo cual vemos a menudo en distintas áreas o disciplinas, como el deporte, y en la medicina, entre otras.

Y no solo verlo, sino por igual, resaltar esos logros y triunfos, que además de ser suyos, los son de sus familias, y por ende, del país que les vio nacer y les espera para que lo sigan exaltando desde las distintas posiciones que ocupen, sin importar el lugar y el escenario que les presente la vida.

Esta vez, y en esa línea, quiere resaltar los méritos y congratular públicamente a la DRA. CHRISTIE PERELLO, médico dominicana, graduada en la Pucmm en el 2005, y especialidad en gastro en el 2013, y que recientemente acaba de convertirse en la primera dominicana en toda la historia del Hospital Puerta de Hierro de Madrid, en ganar el Premio Extraordinario de Doctorado de la Universidad Autónoma de Madrid, por su tesis doctoral, “Impacto de la respuesta viral sostenida en el desarrollo de complicaciones y mejoría de la rigidez hepática en una cohorte de pacientes con hepatitis crónica C tratados con triple terapia y antivirales de acción directa”, investigación que ha merecido el galardón que reconoce la calidad científica del trabajo, presentado en dicha universidad.

Como es natural, sus padres Perelló-Muñoz están de júbilo por ese triunfo que pone en alto nuestra bandera tricolor y a sus familias, a la cual nos unimos en estos momentos, pues como padre sé lo que esto significa. En horas buenas y felicitaciones también a tantos jóvenes que nos enorgullecen.

 

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba