Editorial

Vecinos

Puerto Rico y Venezuela, dos países amigos y vecinos, que han demostrado gran solidaridad con República Dominicana en diferentes momentos de la Historia, pasan por horas amargas.

Puerto Rico, declarado ya en estado de emergencia, ha vuelto a sufrir el embate de la naturaleza y soportado varios sismos de gravedad. La isla acababa de dar la buena noticia de que su crecimiento demográfico empezaba a ser una realidad, después de años de perder población, especialmente tras el paso de huracanes. Ahora, de nuevo necesitará solidaridad y la ayuda que podamos prestar.

Venezuela sigue en su espiral de desgaste político, económico, democrático y social. La democracia es una palabra vacía en ese gran país que sigue resistiendo a un régimen autoritario e incompetente. Los sucesos ocurridos ayer en el Parlamento llevan a la preocupación por encerrar en sí mismos el germen de más violencia.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba