Opinión

Violencia contra violencia

La Policía sabe que cada acción suya es analizada, vigilada y está consciente de esto porque en el propio idioma policial la gente que le da seguimiento  lo hace notar y sobre todo, porque como cuerpo de orden conoce su deber.
 
Mas, parece que poco le importan los cuestionamientos a su proceder con los ciudadanos vulnerables, con los de abajo, los vejados por agentes que igual vienen de allí. Marginados lobos de marginados.
 
Esa es la misma indiferencia que muestra frente a las críticas a sus dudosos intercambios de disparos y antes asume una actitud de complacencia con los que hastiados de delitos, de violencia, propugnan por esas ejecuciones, tantas veces probados actos de barbarie.
 
La falta de credibilidad del sistema judicial, jueces y Ministerio Público, hace que una parte de la población prefiera la salida más rápida y fácil y justifica ese mecanismo en el daño que causó el ejecutado a la sociedad.
 
Claro que hablo  del fresquito acribilamiento de Rubén Darío Jiménez. Este hombre perseguido por matar a su expareja, a los padres de está y a un cuñado y además de herir  a una excuñada.
 
Muerto de ocho tiros dentro de un vehículo en un motel durante un operativo en el que de paso los grises igual mataron a un jovencito de 20 años, José Luis Mañón, con el que estaba.
 
Unos dicen que taxista, otros que amigo pero lo único cierto es que lo abatieron de cuatro balazos sin que haya detalles claros aún de las circunstancias que causaron ese fatal desenlace.
 
Que Jiménez cometió un crimen atroz, está fuera de toda discusión y como pitan las evidencias  que la Policía usó prácticas incorrectas, ilegales también.
 
Ni siquiera ha informado de este caso y lo nimio que conocemos es lo recogido por los medios de comunicación y las redes sociales.
Todavía no precisa siquiera los nombres de sus miembros que habrían sido heridos en esa refriega y a los que ningún testigo vio trasladar.  Ahora rueda un video que desdice de la versión original.
 
Qué penoso cargar con esta cruz perpetua.
 
Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba