Editorial

Votación masiva

Parece claro que a pesar de que las elecciones municipales atraen poco, esta vez, por las razones particulares que hemos vivido, el pueblo elector acudirá masivamente a votar el próximo domingo.

Ojalá el clima ayude.

La mayor presencia de votantes implica algunos retos para la administración electoral, pero ninguno de ellos debe ser óbice para que las cosas se desarrollen normalmente y que el resultado provisional de los comicios pueda ofrecerse a la ciudadanía con cierta rapidez.

Un elemento que debe contribuir a ello es la eliminación del arrastre. A pesar de que constituiría una violación a la ley y que no ayuda a la democracia en los ayuntamientos, elimina las complicaciones asociadas a contar los votos con tantas opciones como candidatos se presenten al escrutinio.

Lo importante es que la gente parece estar dispuesta a sacrificarse para cumplir con su deber ciudadano de votar y, como siempre lo ha hecho en paz, vale la exhortación de mantener esa conducta y luego recogerse a esperar los resultados. Estos comicios son demasiado importantes para que fallemos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba