Editorial

Votos por la democracia

El fin de semana resultará iluminador para el destino inmediato que vivirá el país, ya que le corresponderá al pueblo dominicano ponderar, escoger y votar por los candidatos que se presentan a cargos municipales, que incluye a alcaldes y regidores en toda la geografía nacional.

A estas elecciones municipales irá a sufragar un pueblo que ya tiene una madurez cívica, una conciencia ciudadana aquilatada y una tradición de asistencia y participación, a toda prueba. Se trata de una conducta de maduración fruto de todos los procesos electivos, diáfanos y transparentes que adornan la tradición democrática del país.

El sistema democrático, bajo el que vivimos los dominicanos, es hechura de todos los partidos mayoritarios y minoritarios. En su momento, unos y otros han formado gobiernos municipales en los últimos cincuenta y nueve años.

Una importancia de primer orden tuvo el diálogo nacional convocado entre partidos. Un acontecimiento que hay que verlo como el resultado de los pasos dados para fortalecer la credibilidad y la transparencia que necesitaba el proceso.

Ese hecho sirvió a su vez, para que la sociedad, los partidos políticos, los intereses nacionales y la opinión pública nacional e internacional pusieran de manera crítica los ojos en las votaciones que se efectuarán el día 15 de este mes.

Todas las condiciones están dadas para que el proceso transcurra de manera transparente, en paz y en orden. Todos los dominicanos mayores de edad están convocados a escoger libremente, según sus preferencias. El crecimiento democrático y la confianza en el desarrollo del país bien lo merecen.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba