Internacionales

Una alta funcionaria del Gobierno de EEUU se reúne con los golpistas en Níger

Nuland señaló que ha tenido conversaciones “extremadamente francas y, en ocasiones, bastante difíciles” con el general de brigada Mousa Salaou Barmou, autoproclamado jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas; y tres coroneles, tal y como ha recogido la cadena de televisión CNN.

Las autoridades estadounidenses, que han insistido en que Washington respalda la labor de mediación de la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), han explicado que Barmou ha trabajado con las fuerzas especiales de Estados Unidos en Níger durante muchos años, por lo que ha podido describir “con considerable detalle” los riesgos de esa cooperación.

“Espero que mantengan la puerta abierta a la diplomacia. Hemos hecho esa propuesta. Sus ideas no concuerdan con la Constitución. Eso sería difícil en términos de nuestra relación si ese es el camino que toman, pero les dimos varias opciones para seguir hablando y esperamos que nos acepten”, explicó Nuland.

Además, señaló que los golpistas le han negado ver al presidente depuesto, Mohamed Bazoum; y al autoproclamado líder, el general Abdourahmane Tchiani.

Previamente, el portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller, explicó ante la prensa que la Administración de Joe Biden ha reclamado a la junta “que se aparte”, sin proporcionar más detalles de las conversaciones. Miller cree que aún hay margen para que los golpistas renuncien al poder y vuelva Bazoum, considerado un aliado de Occidente.

Washington considera necesario “restaurar el orden constitucional” en el país africano, como ha expresado por otro lado Blinken, en una entrevista a la cadena francesa RFI. “La diplomacia es el mejor método para resolver esta situación”, señaló el jefe de la diplomacia norteamericana, que ha respaldado a la CEDEAO y ha avanzado que Estados Unidos seguirá hablando de este tema tanto con sus socios en África como en Europa.

El golpe ya llevó al propio Blinken a anunciar la semana pasada la suspensión de la ayuda a Níger, a excepción de la relativa a temas humanitarios. El Departamento ha recordado este lunes que dicha pausa no es irreversible y ha estimado en al menos 100 millones de dólares el valor de los fondos que están en juego.

 

 

FUENTE

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba