Editorial

El próximo año escolar

Las circunstancias que mediaban en el país cuando el Consejo Nacional de Educación fijó el 24 de agosto para iniciar el próximo año escolar son muy diferentes a las que estamos viviendo en este momento.

A simple vista luce poco aconsejable abrir las escuelas para impartir docencia de manera presencial o semipresencial dentro de 18 días, sin que constituya un riesgo de contagio masivo de Covid-19 para los niños y sus familiares.

Las próximas autoridades tienen el inmenso dilema de decidir qué hacer, para lo cual requieren del apoyo y la comprensión de todos.

Se ha planteado iniciar la docencia de manera virtual, pero para eso será necesario educar a los maestros en el uso intensivo de las nuevas herramientas.

En otras palabras, hay que entrenar a los maestros y a la vez crear las condiciones para que los alumnos puedan hacer uso de esa nueva modalidad para evitar ampliar brechas entre los que tienen acceso a las mismas y los que no la han podido tener.

En verdad que el reto es enorme, por lo que se requiere el acompañamiento de la sociedad en su conjunto.

Nadie puede quedarse indiferente. Todos tenemos que ser parte de esta cruzada para hacerle frente a los retos que plantea el próximo año escolar y los ajustes que parecen inevitables hacer.

Los maestros, los padres, las autoridades actuales, las autoridades entrantes, la sociedad civil, la comunidad política, las organizaciones sociales, los medios de comunicación y todo al que le interese el bienestar del país tiene la obligación de aportar su grano de arena y su saco de comprensión ante esta nueva realidad.

La educación en tiempo de pandemia constituye un reto para toda la sociedad.
Sepan maestros y autoridades que no estarán solos en este reto.
Juntos saldremos airosos.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba